En cualquier instalación eléctrica de baja tensión, antes de ponerla a funcionar, se requiere realizar la resistencia de aislamiento, con el fin de comprobar si no tiene alguna falla que podría poner en peligro a personal humano e instalaciones.


La resistencia de aislamiento se aplica en los conductores de la instalación eléctrica, con la finalidad de minimizar un corto circuito o una derivación a tierra, que generaría un incendio de origen eléctrico.


El sitio Certicalia.com detalla que la resistencia de aislamiento se realiza mediante un megóhmetro, que es un generador de corriente continua, capaz de producir una tensión de ensayo de hasta 1000 V y una corriente de 1mA (miliamperios).


Se recomienda por seguridad para este instrumento de medida, aplicar una función de descarga automática del circuito, cuando se termine cada ensayo.


Todos los circuitos que debe medir el megóhmetro deben estar libres de tensión y se mide de la siguiente forma:


  1.  Entre conductores de alimentación unidos entre si respecto a tierra.
  2.  Entre cada pareja de conductores activos.